El Juego de la Oca para reforzar los hábitos saludables

Con los niños de primaria del García Siñériz y Sagrado Corazón

Alumnos del Sagrado Corazón.::Cedida.
EDUCACIÓN

Los alumnos de 1º y 2º de Primaria del CEIP 'García Siñériz' y del 'Sagrado Corazón de Jesús y Mª Inmaculada' de Miajadas han participado en el juego de la Oca Saludable, una iniciativa organizada por la Escuela de Consumo del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Miajadas, en colaboración con las respectivas AMPA, ya que hubo madres que participaron como monitoras en el juego y repartieron fruta al finalizar, según informan desde el Consistorio.

Los más pequeños participaron en la celebración del Día Mundial de la Salud en actividades que tenían de fondo el juego de la Oca. Desde el Ayuntamiento señalan que este popular juego ofrece una herramienta de aprendizaje muy apropiada en las edades tempranas por sus divertidas imágenes. Utilizan los dibujos para que los pequeños se vean representados en ellas sin necesidad de recibir una reprimenda directamente. Así, interiorizan de forma más directa los hábitos que son positivos o negativos para su salud.

Explican que como en el juego tradicional, hay casillas neutras, positivas y negativas. Las positivas, en las que se premian conductas o hábitos saludables, recalcan el aspecto positivo de la acción y permiten que se avance más rápido en el juego. En las negativas, se penalizan hábitos que pueden ser perjudiciales a largo plazo o acciones que pueden producir lesiones, incluso mortales. Se detiene el avance e incluso tienen que retroceder en sus posiciones. Las casillas van pasando por la etapa preescolar (3-5 años, 20 casillas), escolar (6-9 años, 20-40 casilla) y pre-adolescente (10-12 años, 40-60 casilla). La meta es llegar a un adolescente sano.

En general, los temas que se tratan a lo largo del proceso de la actividad se han distribuido en dos grupos. Por una parte, los hábitos que tienen repercusión en la edad adulta y, por otro, los relacionados con la infancia. En este sentido, se aborda sobre todo, aquellas conductas alimenticias que llevan a la morbilidad y mortalidad en los niños de los países desarrollados. Así como, los que desembocan en accidentes.

 De esta forma, entre los hábitos de vida saludable encontramos Alimentación, sueño, ocio o estudio entre otros. En estas casillas, se incide en las que presentan mayor dificultad para los niños, en cuanto que se les pide que se lleven a cabo correctamente. Este apartado lo componen comer verduras y frutas, limpiarse los dientes o beber leche. Asimismo se incluyen, comer pocas golosinas, disfrutar de tiempo para jugar, dormir las horas necesarias, leer y estudiar. En el caso de los accidentes caseros, jugar con fuego y cerillas, caídas desde grandes alturas o la ingesta de medicamentos y sustancias peligrosas.

Por otro lado, aparecen las conductas preventivas que hay que tener en cuanto a Seguridad Vial.  No solo como peatón, sino al utilizar las bicicletas o como pasajero en medios de transportes. En el caso de las bicicletas, se incide en el uso del casco y en cuanto a los coches, en la necesidad de utilizar correctamente los cinturones y los asientos adecuados según las diferentes edades de los niños.              

Otros temas que se tratan son los hábitos saludables en el uso de las piscinas, como pueden ser la protección del sol con sombreros o cremas o tener cuidado con las zonas en las que se tiran de cabeza al agua, como prevención de lesiones medulares. No aceptar propuestas de desconocidos o no fumar cigarrillos son temas también incluidos en las viñetas que conforman el tablero del juego de la oca.

A lo largo de este tablero el protagonista se comporta de una manera positiva y por lo tanto es premiado; en caso contrario, a mayor peligro, mayor penalización. A la vez, no solo se promueve el juego limpio y sin peleas, sino que además, el simple hecho de jugar en gran grupo y poder comentar casillas en conjunto, puede tener aspectos positivos en la interiorización de estos conceptos.