Día de la 'Diversión en el Trabajo'

Se celebró en la Residencia San Martín de Porres

Dos trabajadoras con una de las internas de la residencia.::C.P:
MAYORES La residencia 'San Martín de Porres' celebró el pasado martes una jornada muy especial ya que durante todo el día los trabajadores del centro celebraron el 'Día Internacional de la Diversión en el Trabajo'. Desde la residencia recuerdan que este día, celebrado por trabajadores y empresas en todo el mundo, es una ocasión especial para recordar que el trabajo no tiene por qué ser gris, que la seriedad no requiere solemnidad, y que el humor ofrece importantes beneficios para cualquier organización y para su equipo humano.
Este era el segundo año que se celebraba esta jornada en la residencia y se ha desarrollado en un ambiente de diversión y alegría entre los trabajadores del centro y también entre los mayores que fueron sorprendidos desde por la mañana cuando vieron la residencia llena de personajes familiares pero algo cambiados: las limpiadoras con cuernos de diablesas, o plumas de cabaret, las cuidadoras muy flamencas, llenas de flores, con orejas de tigre, o decoradas como un árbol navideño o las cocineras con tocados de plumas y flores.
También para los trabajadores había sorpresas pues se han ido encontrando chistes por los rincones más insospechados: ascensores, vestuarios o el lavadero para hacer la jornada más llevadera Caperucita Roja se ha paseado por la residencia repartiendo caramelos a los esforzados trabajadores.

Para ayudar a los trabajadores a recuperar la energía la Doctora Tiritas ha presentado algunos medicamentos nuevos y terapias alternativas. Las píldoras VIT-AMINANTE que ayuda a combatir el virus de las 'DES': desaliento,desanimo y desesperanza. La pomada 'CONCORDIOL' eficaz protector emocional queregenera las células esperanzadoras dañadas, devolviendo a la persona su ilusión natural, evitando decepciones; y  por último 'TERNURIL APÓSITOS' que ayuda a cerrar los rasguños del corazón y repara la sensibilidad dolorida.

La directora del centro, Susana Sanz, recuerda que en la residencia trabajan 36 personas dedicadas a diferentes tareas como auxiliares, sanitarios, cocina, limpieza, antenimiento, terapeutas, administración,  "cuya vocación, disponibilidad y dedicación nos permite mejorar cada día en la atención y el cuidado de las personas mayores".
En la actualidad la residencia cuenta con 58 plazas de residencia y 10 en el Centro de Día.  La media de edad ronda los 84 años. Casi todos los residentes proceden del medio rural, bien de la localidad (84%) o la comarca: Campolugar, Escurial, Almoharin o Zorita.