'El nombre de la rosa' llena la Casa de Cultura

No quedó ni una butaca libre para disfrutar de esta adaptación de la obra de Umberto Eco, que no defraudó a los espectadores

Uno de los momentos del espectáculo.::C.P.
TEATRO

La adaptación al teatro de 'El Nombre de la rosa' no pasó desapercibida en su representación en Miajadas. No quedó ni una butaca libre en la Casa de Cultura para disfrutar de esta versión de la obra de Umberto Eco. Un espectáculo de gran nivel, con una cuidada y original puesta en escena y con unas interpretaciones cargadas de fuerza y personalidad. Como no podía ser de otra manera terminó con un fuerte aplauso por parte del público miajadeño.

La famosa historia escrita por Umberto Eco y publicada en 1.980 fue llevada al cine con éxito al cine de la mano de Jean-Jacques Annaud en el año 1.986. Ahora se ha adaptado a la escena de la mano de las compañías teatrales 'Al revés Producciones' y 'ADOS Teatro' y llegó a Miajadas dentro de la Red de Teatros de Extremadura. Una misteriosa obra en la que destacan como protagonistas Juan Fernández, conocido últimamente por su interpretación en la serie de televisión 'Tierra de Lobos, y Juan José Ballesta, que lo bordó hace años en la película 'El Bola'. Está dirigida por Garbi Losada y adaptada por José Antonio Vitoria el propio director.

La obra más conocida de Eco llevó al público miajadeño hasta la Edad Media, concretamente hasta el siglo XIV. Fray Guillermo de Baskerville y su alumno Adso de Melk tratan de descubrir cuál es el misterio que se esconde detrás de las sucesivas muertes ocurridas en una abadía benedictina de los Apeninos Ligures.

Con la edad media de telón de fondo esta obra está a medio camino entre el género policíaco, la crónica medieval y la alegoría, con toques de novela negra y a la vez de novela culta. Sin duda uno éxito de esta adaptación es conseguir que la calidad del texto en ningún momento se pierda y que continúe siendo interesante y llamativa. Un drama que sorprendió con golpes argumentales y una descripción de la sociedad religiosa de la época.

Como en la novela, la obra teatral narra las peripecias de fray Guillermo de Baskerville y su alumno, Adso de Melk, mientras tratan de desentrañar una serie de extrañas muertes que se suceden en esta abadía benedictina durante el siglo XIV.  Entre medias el espectador puede descubrir muchos aspectos de la vida monacal de esta época, de sus diversas formas de pensar y de los conflictos que se desatan.

En el reparto no sólo destacaron rostros conocidos de la gran pantalla como Fernández y José Ballesta. Hubo otros 10 actores del País Vasco, Navarra, La Rioja y Extremadura. Remigio de Varagine fue interpretado por Pedro Antonio Penco, el Abad Abbone por David Gutiérrez, Jorge de Burgos por Cipri Lodosa, Malaquías de Hildesheim por Jorge Mazo, Salvatore por Koldo Losada, Ubertino de Casale por José María Asín, Bencio por Miguel Munárriz, Berengario de Arundel por Javier Merino y Severino da Santernmerano por César Novalgos. Inma Pedrosa interpretó a la joven mendiga.