Lección de historia con la 'Batalla de la Degollá'

La Sociedad Histórica 'Villa de Miajadas' culmina un año más con éxito la representación de la 'Sorpresa de Miajadas'

Momento de la representación.::C.P.
CULTURA

El éxito de la representación de la llamada 'Sorpresa de Miajadas' ya no sorprende tanto, más de 500 personas llenaron las inmediaciones de la ermita de San Bartolomé para disfrutar de esta escenificación organizada por la Sociedad Histórica 'Villa de Miajadas' por tercer año consecutivo.

Como siempre, una cuidada puesta en escena en la que interactuaron, hombres, mujeres y niños con trajes de la época con animales, bajo una ambientación que supuso un pequeño viaje en el tiempo para los espectadores. Se culminaba así una jornada de vuelta al pasado y de meses de mucho trabajo.  

La historia se centra en cómo era Miajadas en el año 1.809, los días previos al combate y en cómo vivieron los miajadeños la guerra contra los ejércitos napoleónicos. Aparecen retratados el alcalde de entonces, Antonio Bote, y otros personajes como el párroco, el médico y mucha gente del pueblo. Además se pueden ver escenas cotidianas de la época, que acercan un poco más a la personalidad del miajadeño de comienzos del siglo XIX.

El día clave es el 21 de marzo de 1809. Esa jornada el capitán Henestrosa, perseguido por los soldados napoleónicos, decide enfrentarse a ellos, y los consigue derrotar. Una escaramuza exitosa para los españoles, que apenas sufrieron bajas, y que tenían orden de pasar por arma blanca a todos los galos y a no coger prisioneros. También se mostró la represalia francesa y el júbilo de todos una vez que se enteraron que había terminado la guerra. Se puede ver también cómo reaccionaron los miajadeños de entonces ante la llegada del propio ejército, cómo se organizaron en guerrillas y las dificultades por las que pasaba el pueblo llano durante esos día y en la contienda. Una lección de historia bien orquestada y que como en los años anteriores terminó con un gran aplauso por parte de todos los presentes.  

Desde esta sociedad histórica se busca poner en valor la historia de Miajadas y difundir la investigación que se está haciendo de la historia de la localidad. El hecho de que se hiciese en la ermita de San Bartolomé, a 16 kilómetros de Miajadas, se debe a valor histórico del templo.