Extremadura entera se vuelca con Íker

Este bebé de Alcollarín sufre una enfermedad rara: displasia caudal

El jugador NBA, José Manuel Calderón, regaló una camiseta a la familia
CAMPAÑA SOLIDARIA

Iker Gracia Fernández tiene siete meses y vive en el municipio cacereño de Alcollarín. Nació con displasia caudal, una enfermedad rara. Su caso es el primero que se diagnostica en España. Esta dolencia implica la ausencia de la mitad de la columna, medio sacro, media médula y, al no tener enganche en la pelvis, también sus piernas están mal formadas.

Por esta razón, sus padres Javier y Macarena, están impulsando una campaña de recogida de tapones desde que conocieron el tratamiento al que tendría que someterse Iker. Por cada 1.000 kilos de tapones, reciben unos 200 euros que les supone un alivio económico a la hora de pagar los costes de la rehabilitación de su hijo. "La primera iniciativa fue crear una página en Facebook. A partir de ahí, otras personas han querido hacer rifas o una gala benéfica. Ellos lo organizan siempre con nuestro permiso y gracias a toda esta solidaridad, podemos asumir los gastos", cuenta Javier.

Incluso, personajes de renombre a nivel internacional se han hecho eco de su problema. Es el caso del baloncestista villanovense José Manuel Calderón, quien le regaló una foto firmada, una gorra, y una camiseta para subastarla con el objetivo de conseguir fondos en una gala benéfica que se celebrará en Villanueva de la Serena. Además, tienen programada otra en Badajoz en septiembre, donde rifarán un disco de Paco Candela e Inma Vilches.

Corsé

El pequeño necesita un corsé de plástico para estar sentado pues al carecer de una parte de columna, su cuerpo presiona la zona abdominal y puede causarle daños. Este corsé necesita reciclarse cada pocos meses para adaptarse a su crecimiento por lo que agradecen la colaboración de los vecinos a la hora de hacer aportaciones.

Además, sus padres han tenido que abandonar el trabajo para centrarse en la recuperación de Iker, al que le hacen un seguimiento en Cáceres y en el Hospital de Parapléjicos de Toledo. Hace poco, la familia se llevó una alegría pues en este centro especializado les dijeron que tiene muy buenas expectativas porque de columna para arriba está perfecto. "Va a ser un niño que se va a mover en silla de ruedas pero será independiente, tenemos esa esperanza", señala Javier, quien insiste en que la colaboración ciudadana es un balón de oxígeno en su día a día. "Como padres, hay días mejores y peores, pero ahora tenemos más fuerza, estamos más animados de ver que la gente nos apoya, lo agradecemos de corazón", dice.

En casa son cuatro miembros pues Iker también tiene un hermano de tres años que, a pesar de su corta edad, colabora para que el benjamín sea feliz. "También le ha afectado la situación, es el primero que le cuida, le protege". Con frecuencia, suben fotos a la red social e informan de los progresos del menor. Como demuestran esas imágenes, nunca abandona su sonrisa.

En Miajadas, hay varios puntos de recogida pues algunos miembros de su familia viven en la localidad. Estos son el Centro de belleza Alcántara, Artecost, La Canastilla, Atenea, Comercial Rodríguez, Escuela de Baile Duende, Guardería Maite, Inpralsa, IES Torrente Ballester, La caja de los sentidos, La Palmera, Lavandería Larimar, Librería Libros y Más, Mercería Lola, Peluquería Donna, Peluquería Eclipse, Pub Bogart, Restaurante El Sitio, Peña de Senderismo el Diablo, Tienda 23, Tienda Mena y Rodesa.