CEIP Nuestra Señora de Guadalupe de Miajadas / A.M.

El AMPA del CEIP Ntra. Sra. de Guadalupe y las familias excluidas por falta de plazas denuncian la negativa a crear un segundo grupo de Infantil

Asimismo, aseguran que el trato recibido por parte de Inspección no ha sido la correcta y que se han cometido numerosos errores de baremación

Celia García
CELIA GARCÍA

El AMPA del CEIP Nuestra Señora de Guadalupe de Miajadas, así como las familias que han sido excluidas por falta de plazas en primer año de Infantil, han denunciado públicamente, cada una por un lado, el rechazo de la creación de un segundo grupo, así como algunas irregularidades de baremación en la concesión de plazas y el trato recibido por parte de la Inspección de Educación.

Al tener constancia de las numerosas solicitudes realizadas al citado centro educativo para el inicio de curso, sabían que algunos niños se quedarían sin plaza, por lo que decidieron presentar un escrito solicitando una segunda línea de primer año de Infantil, es decir, un segundo grupo, como ya existe en el otro colegio de educación pública y en el colegio concertado de la localidad. Éste fue registrado y enviado el día 11 de mayo a varios miembros de la comunidad educativa de la Junta de Extremadura, así como Delegación y a Inspección.

Señalan que, a día de hoy, no sólo no han obtenido ninguna respuesta, sino que además el pasado miércoles 18 de Mayo en conversaciones con el inspector éste negó haber recibido ningún escrito. Sin embargo, los padres expresan que la única respuesta obtenida por parte de esta figura educativa es la imposibilidad de crear un segundo grupo, aunque sin darles motivos.

La ley establece que, en caso de sobrepasar las solicitudes a las plazas existentes, hay dos opciones: bien que los alumnos sean derivados a otro centro educativo público, bien crear un segundo grupo en ese mismo centro. De este modo, las listas publicadas el mismo día 18 confirmaron que, efectivamente, cinco niños se quedaban sin plaza en el CEIP Ntra. Sra. de Guadalupe.

Sin embargo, los padres y madres expresan que las listas contienen «numerosos errores de baremación para puntuar, como no tener en cuenta el tener hermanos en el centro, la renta, o conceder puntos por 'acogimiento familiar'». Por ello, tanto las familias como el AMPA ya han presentado en el colegio la correspondiente reclamación.

Alumnos con necesidades especiales

Asimismo señalan que las cuatro familias con hijos con necesidades especiales educativas fueron citadas horas más tarde en el centro por Inspección. Una reunión que afirman les causó cierta decepción. Explican que se les aconsejó que sus hijos, a pesar de haber sido aceptados en el CEIP Nuestra Señora de Guadalupe donde tienen una figura de Cuidador, se plantearan matricularse en el otro colegio público de la localidad, ya que, de este modo, podrían incorporar también esta figura al otro centro. Sin embargo, aseguran que lo que les causó indignación y sorpresa fue el hecho de que «se les hiciera 'responsables' del hecho de que si sus hijos se matriculaban finalmente en el primer centro, el otro colegio no pueda incorporar la figura de Cuidador, y que al mismo tiempo no haya plazas suficientes para los que se quedan fuera del primero, debiendo ser estos finalmente los que tengan que ir a otro colegio». Unas familias que «sienten que se les intenta echar el peso de unas responsabilidades que no son suyas».

Las familias sostienen que no comprenden por qué con 25 niños, de los que 4 tienen necesidades especiales, no puede crearse una segunda línea, un segundo grupo, como ya existe en los otros centros, y repartir así el peso educativo entre los tres centros de Miajadas. Y se quejan de que «el trato que han recibido estas cuatro familias por parte de la comunidad educativa de la Junta de Extremadura es totalmente injusto, y sienten que las explicaciones han carecido de coherencia y de respeto».