Noticia de primera página portada de la edición del Diario HOY del 17 de agosto de 1984 / HOY

Así Lo Contó Hoy/ Sección Patrocinada Por La Fundación Laura Otero

El día de un fatal accidente cerca de Miajadas

17 de agosto de 1984. El Diario HOY dedicaba el titular principal de su portada a un accidente registrado en la N-V, que se saldó con seis víctimas mortales el día anterior

REDACCIÓN

El principal titular de la portada del Diario HOY del viernes, 17 de agosto de 1984, daba a conocer una auténtica tragedia. «Seis muertos en la N-V» era el titular de apertura de ese día. Iba acompañado del antetítulo «Violento choque de dos vehículos cerca de Miajadas». Un accidente entre dos vehículos en la N-V, cerca de la localidad, acontecido a las 8.45 horas de la mañana del día anterior, se saldaba con la muerte de seis personas, entre ellas dos niños.

La noticia, que abarcó la portada del impreso, apareció publicada en la página número 21 de la sección de Sucesos. Las imágenes del Seat y del Citroën, los dos coches implicados, abrían el número 16.256 del Diario HOY Regional. El director era por aquella época Teresiano Rodríguez Núñez y las fotos estaban firmadas por Aroca.

Amasijo de hierros

«La tremenda fuerza del choque de los dos vehículos convirtió a éstos en informe amasijo metálico», era la primera información que le llegaba al lector. Los coches, que quedaron empotrados uno contra otro, hicieron muy laboriosas las labores de rescate, siendo preciso utilizar sopletes para poder desprender algunas partes. Los asientos de los conductores fueron los que sufrieron más violentamente el choque y quedaron convertidos en un completo amasijo de hierros y plásticos. La colisión se produjo frontalmente en la Nacional V, en el término municipal de Santa Amalia. «Cerca de Miajadas», se hace referencia en el texto, usando el nombre de la localidad como referencia para situal al lector en el lugar de los hechos.

Los vehículos implicados –de los que se detalla hasta el número de matrícula– fueron un Seat 131, con matrícula M-8261-FH y un Citroën GS, de matrícula CU-3134-B. El Seat invadió el carril contrario en el kilómetro 313 y chocó violentamente con el Citroën GS que venía de Aracena, en Huelva, y se dirigía hacia Madrid.

El accidente «se produjo en un tramo recto, sin que ninguno de los automóviles realizara adelantamiento. Pudo deberse a que el conductor que se dirigía a Huelva fuese víctima el sueño o algún tipo de ataque», relata el texto de la portada. Juan Mardomingo Ortiz, de 55 años, natural y vecino de Madrid era el conductor del Seat. Falleció en el acto. También corrieron esta mala suerte Saturio Polo García, que conducía el Citroën y sus dos hijos. Saturio, natural y vecino de Aracena, era joven. Tan sólo tenía 31 años. Pero más lo eran sus hijos, Javier y Jaime Polo Márquez con la friolera de 4 y 8 añitos de edad, respectivamente. Los niños viajaban en el asiento de atrás del Citroën de sus padres. Algo que dificultó las labores de rescate de los cadáveres, ya que «hubo que proceder a cortar diversos tramos de chapa».

La información se atraganta y se hace más difícil de contar cuando también hay que dar cuenta de que, cinco horas después del accidente, las esposas de ambos conductores también pierden la vida. Josefa Landáburu Segovia y Encarnación Márquez González eran sus nombres. Josefa tenía 51 años y Encarnación 29. Ambas dejaron su último aliento en la Residencia Sanitaria de Sevilla, hasta donde fueron trasladadas tras el suceso. Primero falleció Josefa y, a media tarde, Encarnación. Encarnación era la esposa de Saturio, conductor del Citroën, y madre de los niños fallecidos. Los cadáveres de los primeros cuatro muertos fueron depositados en la residencia Sanitaria de Don Benito, hasta donde estaba previsto el trasladaron sus familiares el día anterior.

Además del matrimonio, en el Seat 131 también viajaban dos jóvenes de 19 y 15 años. María José y Juan Mardomingo Landáburu. Ellos corrieron la suerte de no haber fallecido en el acto, pero permanecían en estado grave en la Residencia Sanitaria de Mérida. Uno de ellos tuvo que ser intervenido a última hora del jueves, 26 de agosto, día del accidente. La información, firmada por la Delegación de Mérida, también explica que en los primeros auxilios colaboró activamente el conductor de reparto del diario HOY José Gómez Esteve. También auxilió a los heridos Jesús Rodas, propietario de un negocio de grúas en Mérida.