Portada de la edición del Diario HOY del 15 de julio de 1991. / HOY

ASÍ LO CONTÓ HOY/ SECCIÓN PATROCINADA POR LA FUNDACIÓN LAURA OTERO

Miajadas, sede de una banda de narcotráfico

5 de julio de 1991. El Diario HOY dedicó el titular principal de su portada a la desarticulación de una red nacional de tráfico de drogas. Un total de 14 personas fueron detenidas

Gloria Jover
GLORIA JOVER

El principal titular de la portada del Diario HOY del viernes, 5 de julio de 1991, informó del desmantelamiento de una red de tráfico de drogas: «La Guardia Civil de Cáceres ha desarticulado una red nacional de tráfico de drogas que tenía ramificaciones en Galicia, Cataluña y Andalucía», titula a toda página ese día.

La información escrita por el periodista Sergio Lorenzo señalaba que la Benemérita detuvo en Trujillo y Miajadas a cuatro presuntos miembros de la banda organizada que traficaban con grandes cantidades de hachís, heroína y cocaína. Entre ellos estaba el 'cerebro' de la banda, Diego Solís Martínez, un hermano, su mujer, Isabel Bravo Redondo y el propietario del bar 'Stop'. También fueron apresadas otras 10 personas, algunas extranjeras.

La noticia, que protagonizaba la portada del diario HOY número 18.722, fue luego ampliada en la página número tres, en la sección de Región, acompañada de las imágenes de Diego Solís, natural de Cáceres, e Isabel Bravo, ambos detenidos. El director del Diario HOY Regional era por aquella época Teresiano Rodríguez Núñez y las fotos estaban firmadas por L.C. (el fotógrafo Lorenzo Cordero)

Primeras sospechas

Según informó el Diario HOY entonces, las primeras sospechas surgieron cuando la Guardia Civil se dio cuenta de que el matrimonio, procedente de Barcelona y recién llegado a Miajadas, estaba comprando gran cantidad de terrenos, casas, coches, etc. «Ninguna operación la hacían a través de los bancos, poniendo los millones en manos de los vendedores inmediatos», señalaba la información.

Diego Solís, nacido en Cáceres y que en aquel momento tenía 39 años, y su mujer, Isabel Bravo, nacida en Miajadas y de 38 años, no tenían antecedentes penales. Pero las sospechas siguieron al adquirir fincas y casas, pagadas en metálico. Además, el diario reflejaba que «ninguno de ellos estaba trabajando».

La Guardia Civil en su investigación logró estrechar el cerco hasta que tuvieron pruebas de su supuesta vinculación con una red de narcotráfico y que las dirigían desde Miajadas.

El matrimonio comenzó a levantar sospechas al adquirir un gran número de propiedades pagadas en metálico

«El pasado 27 de junio fueron apresados en Trujillo. Fruto de esta operación al día siguiente fue la detención de Armando Rubio Cordones, propietario del bar 'Stop' de Miajadas, de 40 años y natural de un pequeño pueblo de la provincia de Sevilla», informaba el periódico.

Poco después, también fue apresado en Cáceres Alfonso Solís Martines, hermano del supuesto 'cerebro'. Estas cuatro personas, tras pasar disposición judicial, ingresaron en prisión por orden del juez.

Aparte de ello, otras 10 personas fueron acusadas de pertenecer a la red de tráfico, «gran parte de ellos ya ha sido detenidos o están a punto de ser apresados en diversos puntos de España», concluía la noticia.

Comprando el pueblo

«EI matrimonio venido de Barcelona estaba comprando, poco a poco, Miajadas. Al principio, parecían unos emigrantes con suerte, pero después nadie se explicaba qué especie de talismán tenían para que no se les acabaran los billetes de 10.000 pesetas», así empezaba el destacado que acompañaba a la noticia principal.

Se calcula que, en menos de un año que llevaban en Miajadas, ya habían comprado fincas y casas por valor de unos cien millones de pesetas. Tenían varios coches de gran cilindrada; habían comprado, al menos, cuatro fincas de regadío, varios tractores, una casa solariega nueva que era la envidia de la zona y un largo etcétera.

«A sus vecinos les extrañaba, porque parecía que no trabajaban en nada cuando, al parecer, Diego Solís ganaba millones cada vez que daba una orden desde un pueblo de Extremadura, en el que debía pensar que sería imposible ser descubierto» reflejaba la información.