Raquel Prados prepara una de las cajas contra el desperdicio de alimentos / C.G.F.

La cafetería miajadeña 'El jardín de la galleta' lucha contra el desperdicio de alimentos

Repostería casera hecha hace menos de veinticuatro horas por un tercio de su valor simplemente porque al día siguiente no va a estar tan tierno o fresco

Celia García
CELIA GARCÍA

La cafetería miajadeña 'El jardín de la galleta' es un ejemplo de lucha contra el desperdicio de alimentos.

Sus dueñas, Raquel Prados y Gloria Tello, llevaban tiempo pensando qué hacer con esos bollos y tartas que podían perder frescura al día siguiente: «Nosotras sólo trabajamos con repostería fresca, del día, por lo que hay algunos productos que sabemos que al día siguiente van a estar más secos, no malos, pero sí algo más duros, y esos no los servimos en la cafetería. Normalmente los regalábamos a amigos, familia,… pero llega un punto en que ya tenemos harto a nuestro círculo», cuentan entre risas.

Es por eso que cayeron en la cuenta de una aplicación móvil que conocieron en Madrid, donde se utiliza mucho aunque por aquí no sea muy conocida, que consiste en vender para llevar esa comida sobrante a clientes, quienes pagan un tercio de su precio original.

No se trata de lucrarse

Según detallan las hosteleras miajadeñas a HOY Miajadas, ellas no se lucran, puesto que el cliente paga directamente en la aplicación, quienes se encargan de organizarlo todo para facilitar el procedimiento a vendedores y clientes. Su negocio recibe una cantidad simbólica cada x meses que les ayuda simplemente a cubrir los gastos: «Lo que sea con tal de no tirar la comida».

Explican que tienen establecido un horario exacto cada día para recogerlo, concretamente una hora antes del cierre, cuando ya calculan qué es lo que les va a sobrar de ese día. Es entonces cuando preparan el pedido en una caja totalmente reciclable, para estar comprometidas con el medio ambiente al 100%.

Curiosamente, su clientela principal no es del pueblo, puesto que la mayoría desconoce esta posibilidad, sino gente de paso. De hecho, este verano han visitado la cafetería para recoger pedidos muchos madrileños que volvían a sus domicilios desde la playa. Una forma diferente de situar la localidad en el mapa.

Ampliar la iniciativa a más negocios miajadeños

Desde su experiencia, reconocen orgullosas que obtienen muy buenas opiniones de la app 'Too good to go', puesto que la gente agradece que sea comida del día: «Lo que nosotras vendemos es comida de hoy que al día siguiente ya no va a tener la misma frescura, pero está hecha desde hace menos de 24 horas. Muchísima gente come la comida de ayer en sus casas, esto es lo mismo», comentan.

La intención de Raquel y Gloria es que los vecinos también lo conozcan, tanto clientes, para darse un gusto o tener un detalle, como los demás hosteleros locales que puedan unirse a la iniciativa: «Estaría muy bien poder ofrecer en la misma localidad la posibilidad de llevarse a casa la comida y la cena con el postre y el desayuno del día siguiente. Además, la ventaja que tiene Miajadas es que está muy bien situado».

Por ello animan a las demás cafeterías, bares y restaurantes a ponerlo ellos también en marcha y de este modo ser todos más conscientes de la importancia de aprovechar la comida. Además, con motivo de la semana contra del desperdicio alimentario, el Ayuntamiento de Miajadas ha reconocido su labor.