Condenado a ocho meses de prisión por un incendio forestal en Miajadas

Condenado a ocho meses de prisión por un incendio forestal en Miajadas

Al no podar un pino que estaba debajo de una línea de tensión se inició un fuego que arrasó seis hectáreas en Miajadas

REDACCIÓN HOY MIAJADAS
REDACCIÓN HOY MIAJADAS

El Juzgado de lo Penal número 1 de Cáceres ha condenado al consejero delegado de la empresa Energía de Miajadas S.L. a ocho meses de prisión al considerarle criminalmente responsable de un delito de incendio forestal causado por imprudencia grave. También tiene que pagar una multa de 1.440 euros.

En la sentencia se fija que él y una aseguradora, o en su defecto Energía de Miajadas, hagan frente al pago de 25.438 euros al dueño de los terrenos quemados, y de 11.287 euros a la Junta de Extremadura por los gastos en la extinción del incendio.

El siniestro ocurrió a las dos de la tarde del 19 de agosto de 2017 en el término municipal de Miajadas, en el paraje conocido como 'Los Canchos', que transcurre en paralelo al Canal de Orellana, al que se accede a través de la carretera EX206, que une Cáceres con Villanueva de la Serena. El fuego se originó al tocar las ramas de la copa de un pino los cables desnudos de la línea de tensión. Las llamas se propagaron con facilidad por la elevada temperatura de 33,2 grados, llevando el viento una velocidad de 10 kilómetros por hora. Arrasó seis hectáreas

El tendido eléctrico es propiedad de Energías de Miajadas, y según el tribunal la empresa incumplió las garantías de seguridad en líneas eléctricas de alta tensión, ya que como medidas de seguridad, la normativa impone al responsable de la explotación de una línea de electricidad, «la obligación de garantizar que la distancia de seguridad entre los conductores de esa línea y la masa de arbolado no suponga la materialización de riesgos».

Informe del Seprona

El condenado aseguró que se habían acometido tareas de poda de la zona en la que ocurrió el incendio dos años antes, pero el tribunal no le da crédito. Asegura que de ser así las copa de los pinos estarían entre dos metros y medio a tres metros por debajo del tendido, cuando según el informe de los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, no solo tocaba el tendido la copa del pino que originó el incendio, sino que había otros árboles de esa zona, que rebasaban el cableado eléctrico de la línea de tensión.