El PP denuncia la exclusión de Miajadas como zona con limitación natural

El PP denuncia la exclusión de Miajadas como zona con limitación natural

La formación conservadora se muestra contraria a que los trabajadores del campo de la localidad no tengan derecho a «obtener un incremento en sus rentas o mayor puntuación en las ayudas»

Jairo Pino Mendoza
JAIRO PINO MENDOZA

El Partido Popular de Miajadas ha hecho pública este fin de semana la moción que presentará el próximo pleno del mes de febrero -en el presente mes no se ha celebrado la junta ordinaria- mediante la que denunciará que Miajadas y otros 16 municipios no hayan sido incluidos como zonas con limitaciones naturales u otras limitaciones específicas.

Las 17 localidades se encontraban hasta hora en el listado cuyos agricultores podían ser beneficiarios de las ayudas específicas para estas zonas. La formación conservadora se muestra contraria a que los trabajadores del campo de la localidad no tengan derecho a «obtener no sólo un incremento en sus rentas, sino además otros beneficios indirectos como era la obtención de una mayor puntuación a la hora de acogerse a otras ayudas para la modernización de las explotaciones o como era la incorporación como jóvenes agricultores».

Calculan que serán unos 1.000 agricultores extremeños los que perderán estos derechos, de los que, según los datos manejados por los populares, 340 son miajadeños. Por este motivo, plantearán al resto de grupos políticos representados en el pleno adoptar un acuerdo mediante el que se inste a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio a incluir Miajadas en el tercer anexo del decreto 198/2018 por el que se regulan estas ayudas.

La Unión

Al igual que el PP miajadeño, esta situación también ha sido denunciada por la organización profesional agraria La Unión. En su caso, cifran el número de agricultores afectados en un total de 1.300, residentes en localidades como Villagonzalo, La Garrovilla, Torremayor, Puebla de la Calzada, Talavera la Real, Campo Lugar y Miajadas.

La organización estima que la pérdida anual para estos agricultores será de 1.300.000 euros. Acusan a la Consejería de Políticas Agrarias de «tomar esta decisión con nocturnidad, ya que la ha querido colar en plenas vacaciones y sin informar a algunas organizaciones agrarias».