El equipo, nuevo en su mayoría, está haciendo piña / C.G.F.

El Extremadura Grupo Laura Otero aspira a repetir los éxitos de la pasada temporada

Para el equipo, que ha ganado las dos jornadas disputadas, el poder contar esta temporada con la presencia de su afición lo es todo

Celia García
CELIA GARCÍA

Un comienzo inmejorable el que ha tenido el Extremadura Grupo Laura Otero en esta nueva temporada. Tras hacerse con el Trofeo Diputaciones 2021, ha conseguido la victoria de las dos jornadas disputadas en liga.

Eso es lo que necesita un equipo: un auténtico chute de energía que les lleve a igualar o mejorar la temporada pasada.

Y es que, como explica su entrenador Juan Luis Cabanillas 'Friser', los objetivos como equipo para su tercer año en SM2, además de la obligatoria permanencia, no es otro que tratar de mantener la línea del año pasado, mirar hacia arriba y estar en esos dos puestos más altos de la tabla: «Hemos armado un bloque potente y ojalá podamos repetir los éxitos del año pasado. Todas las plantillas están muy completas, el año pasado estaba muy competida la liga, pero este año aún más, así que confiamos estar al nivel de todas ellas».

Pero la plantilla miajadeña no se queda atrás. A pesar de que es nueva en su mayoría, está muy compensada, con varios jugadores en cada posición y mucha competitividad por lograr ser titular en el sexteto. Aunque el hecho de ser nuevos fichajes en su mayoría también plantea las correspondientes dificultades: la principal, la cohesión, algo en lo que coinciden tanto el técnico como los propios jugadores.

Cohesión en una plantilla nueva en su mayoría

El equipo entrena casi todos los días / C.G.F.

En su segundo año en el club, el almendralejense Iván Díaz explica que es difícil compactar, más aún cuando cada persona llega de un lugar diferente y las personalidades son muy dispares, algo que inevitablemente se lleva a la pista: «Los mayores del equipo debemos aportar nuestra experiencia y ayudar a los más jóvenes con lo que ellos ya saben, cuando eso se solucione todo irá mucho mejor. Cuesta que se haga un equipo, y sigue costando, porque aún hay flecos, pero todo se consigue a base de esfuerzo y constancia. Y para eso estamos, para trabajarlo y entrenarlo».

Uno de estos nuevos fichajes es Lucas De Sousa, procedente del Cáceres junto con Rodrigo González Rivas y Roberto Rodríguez, quien también reconoce que les está costando un poco hacer piña pero que lo están logrando mejor de lo que imaginaban: «Estoy muy a gusto en el equipo, veo que mis compañeros están muy motivados y estamos trabajando juntos para conseguir el objetivo común».

El brasileño, una de las grandes apuestas del club miajadeño, ya se fijó en la gran temporada que hicieron, por lo que no se lo pensó dos veces cuando le llamaron. Con una gran capacidad de bloqueo, considera que su mejor cualidad es el trabajo en equipo, puesto que todos juntos pueden ser mejores que cada uno con su mejor cualidad.

Competitividad sana

Al equipo le costó hacerse con la victoria en la segunda jornada, frente al Dumbría, pero lo consiguió en el quinto set / C.G.F.

El presidente, Eladio Mañoso, sabe que tienen que trabajar en el día a día como lo están haciendo hasta ahora, algo que él ve de primera mano en entrenamientos. Al igual que el entrenador, ve que el amplio grupo de jugadores les permite trabajar mejor en los entrenos y crea un poquito de competitividad en el equipo, algo que siempre es bueno y que les dará además un plus en momentos complicados de lesiones.

Para él, ganar la Copa de Extremadura por segunda vez es un orgullo como equipo y como club, puesto que se van asentando en Superliga 2, aunque siempre con los pies en la tierra: «Ahora sobre todo toca intentar luchar por cada partido de la temporada, eso es lo que nos dará el derecho a estar en los puestos de arriba».

Pero, sin duda, su principal arma es su afición, con la que este año sí podrán contar de forma presencial y que les acompañó en las victorias de sus dos primeros partidos de liga, en los que recibieron al CYL Palencia y al Dumbría: «Impresionante, y que no falten nunca, porque ellos son el séptimo jugador», concluye Iván Díaz.

Aplauso del equipo a su afición / C.G.F.