Aitor Bidaurrázaga, expulsado del partido, apoyó a sus jugadores tras el final / C.G.F.

El sueño diocesano se impuso al sueño miajadeño

A pesar del 1-1 que les llevaría a prórroga, el empate favorecía al equipo local en el pase a la siguiente fase de ascenso a Segunda RFEF

Celia García
CELIA GARCÍA

El sueño diocesano se impuso hoy al sueño miajadeño en el partido de cuartos de ascenso a Segunda RFEF, disputado en el Pinilla de Cáceres, con un empate a uno en 120 minutos con prórroga incluida.

La clara superioridad local ya quedaba manifiesta con una sed insaciable de resolver el partido en los primeros quince minutos, con un tiro algo tardío de Corchado, un pase peligroso de Luismi a Rastrojo y dos balones al palo de éste último y de Patxi. Desde luego si el gol no llegó antes fue por pura mala suerte, porque los de Adolfo Senso estaban haciendo correr a los de Bidaurrázaga.

Y claro, tenía que llegar y llegó. En el 17 de partido Víctor Felip disparaba a portería para encontrarse con las manos de Rosiña rechazando un balón que Luismi no dudaba en recoger para subir el 1-0 al marcador, desatando la locura de los cacereños y la impaciencia de los miajadeños, conocedores de que debían marcar dos tantos para hacerse con la victoria obligada.

El empate

Falé fue el encargado de anotar el empate / C.G.F.

En el 34 Rastrojo llegaba por la banda en busca de Rosiña, que se encontraba solo ante el jugador cacereño, y las gargantas de los aficionados visitantes se secaron, cuando de repente emergieron Mané y Eloy cual superhéroes de Marvel para conseguir alejar el balón.

Dicen que para conseguir un buen baile lo primero es comenzar a moverse. Así que Falé se lanzó a dar algunos pasos, y uno tras otro fue dejando atrás a los cacereños, hasta plantarse frente a Miguel Cordero en un baile a solas que se resolvió con el gol tomatero y la subida del 1-1 al marcador en el minuto 37.

Si bien es cierto que la segunda parte comenzó más igualada, Rosiña tuvo que hacer un doble paradón a Rastrojo, que estaba haciendo las delicias del guardameta miajadeño, en un gol casi cantado dos veces, pero que finalmente guardó silencio.

El penalti

Penalti tirado por Javi González y parado por Rosiña / C.G.F.

Los jugadores del Diocesano comenzaron a bajar la intensidad hacia la mitad del tiempo, y esas oportunidades hay que aprovecharlas.

Sin embargo, un penalti pitado de Mané sobre Rastrojo hizo gritar a ambos bandos, aunque cada uno por el motivo contrario. El estadio entero contuvo la respiración en el tiro de Javi González, que, de nuevo, se encontraba con las manos de Rosiña, 'San Rosiña' le llaman.

Pero el momento que realmente robó el aliento de todos los asistentes, afición y jugadores, fue el 89 de partido. Una jugada clara, clarísima, en la que Juanfran se encontró solo frente a Cordero, pero la defensa diocesana aparecía en un abrir y cerrar de ojos sin darle tiempo a rematar en condiciones, alargando así el partido otros 30 minutos.

A prórroga

Una de las últimas jugadas de la prórroga en el área diocesana / C.G.F.

La prórroga se presentaba como un todo o nada para ambos: el Diocesano tenía mucho que ganar y el Miajadas no tenía nada que perder, descabezado por la roja a Bidaurrázaga en la jugada de penalti.

Marcada por las intervenciones de Rosiña, que se había ganado el oro del partido, el equipo local apuraba los minutos para mantener el marcador, mientras que los visitantes los rascaban como podían para conseguir el segundo gol.

En el filo del final, de nuevo era Juanfran quien paraba todos los corazones de golpe, recogiendo un pase de Ramiro al filo de la portería que sólo tenía que terminar de empujar, pero que, de nuevo, no lograba encajar dentro de palos. Un dejà vu demasiado frustrante y cruel para el Miajadas, dejando el marcador en un empate a 1 que daba la victoria y el pase a la siguiente fase al Diocesano, que se verá las caras con el Moralo.

Ficha:

  • C.D. Diocesano: Miguel Cordero; Manu Martín (Fran Castro min. 118), Patxi, Kerrkich, Javi Mancha (Monte min. 90), Javi González, Luismi (David Andrada min. 118), Jorge Rastrojo (Alfonso Abreu min. 118), Jaime Corchado (Fran Cano min. 68), Ginés, Víctor Felip (Germán Martín min. 102). Entrenador Adolfo Senso.

  • C.D. Miajadas: Rosiña; Juanjo Neiva, Mané, Álex González, Eloy, Jaime Cañamero (Ramiro min. 60), Falé (Juanfran min. 85), Mati, Juanlu (Cristian min. 88), Álex Cañero (Gabri min. 60), Isma Hernáez (Matheus min. 60). Entrenador Aitor Bidaurrázaga.

  • Goles: 1-0, Luismi min. 17. 1-1 Rubén Falé min. 37.

  • Árbitro: Gil Arenas (Castuera). Tarjeta amarilla a Víctor Felip, Manu Martín, Patxi y Luismi del C.D. Diocesano; y a Álex Jiménez, Jaime Cañamero y Mané del C.D. Miajadas. Tarjeta Roja al técnico del Miajadas, Aitor Bidaurrázaga.

  • Incidencias: Estadio Pinilla de Cáceres. 300 espectadores.

Final de una gran temporada

Los jugadores miajadeños se abrazaron al final del encuentro / C.G.F.

La afición del Miajadas, que ha seguido a su equipo hasta el final, consoló a su jugador Juanfran / C.G.F.

Compañerismo / C.G.F.