Parte del polígono industrial 1º de mayo de Miajadas / C.G.F.

Desde la distancia: «Cuídese el medio ambiente, pero la industrialización también es necesaria»

«El Plan Badajoz permitió llevar agua corriente y electricidad a las casas, algo que no habría sido posible si hubiera habido los 'ecologistas' de hoy»

ANTONIO GUTIERRO CALVO

Seguro que nadie de mis paisanos ha sacado el tema este verano. ¿Verdad que nadie ha dicho eso de «Esta caló no hay quien la aguante»? Pues imagínense lo que hubiera sido pasarla sin aire acondicionado, sin agua ni electricidad en casa, y por lo tanto sin frigorífico, con el Pozón y compañía más secos que una 'bacalá' en verano. Hubiera habido que tirar de los pozos de agua salobre que había y hay en las casas de los labradores, aunque es posible que también se hubieran secado.

¿Qué pasó para que este milagro se diera? Pues la ejecución del Plan Badajoz. Esa actuación que muy probablemente hoy no se hubiera llevado a cabo si en aquellos entonces hubiera habido los 'ecologistas' de hoy, no me cabe duda. Sin duda que se arrancaron miles de árboles de la llamada hoy zona de regadío, es verdad, no hay duda de ello, pero todo en esta vida tiene sus contrapartidas. Uno que vivió entre las panaderías de «La Turula» y «los Cigueñas» (saludos para sus descendientes) tiene en la retina aquellos burros que venían con cargas de raíces de aquellos árboles para ser quemadas en los hornos de las panaderías.

Hoy, con los medios electrónicos que tenemos todos, es fácil seguir la actualidad de cualquier parte del mundo. Yo lo hago con Miajadas y con Extremadura en general. Se televisan los plenos del ayuntamiento, los plenos de la Asamblea de Extremadura y, por supuesto la prensa de papel está al alcance de la mano, además del acceso a cualquier tipo de información económica en los anuarios correspondientes.

La fuerza o el caso que se hace a esos grupos 'ecologistas' en Extremadura es algo que me llama enormemente la atención. Cualquier iniciativa empresarial novedosa suscita una cierta animadversión que le sorprende a uno que vive en una zona industrial en donde esa dicotomía industria/naturaleza está a la orden del día. Pero claro, una cosa es escuchar a esos movimientos y otra hacerles caso.

¿Se imagina el personal lo que hubiera sido de Extremadura sin la ejecución del Plan Badajoz? ¿Cuántos extremeños estarían fuera más allá de la enorme cantidad de los que ya lo estamos? ¿Qué hubiera sido de Miajadas sin ello? ¿Tendríamos el polígono industrial que tenemos, o las instalaciones deportivas?

Cuídese el medio ambiente pero el ser humano también es parte de ese medio ambiente. Téngase presente.