Juan Francisco Burgos Fernández, de Alonso de Ojeda, conocido en el mundo del graffiti como BGS Burgos / CEDIDA

BGS Burgos: «La sociedad tiende a confundir el arte del graffiti con vandalismo, y no es así»

El artista alonseño ha realizado recientemente un mural en Vivares para homenajear a los superhéroes de la pandemia

Celia García
CELIA GARCÍA

Juan Francisco Burgos Fernández, más conocido como BGS Burgos, es un graffitero de 27 años originario de Alonso de Ojeda que ha homenajeado con su arte a los héroes de la pandemia, esos profesionales que han arriesgado su vida para salvar la de los demás, mostrando sus superpoderes.

- ¿Te molesta que te definan como graffitero?

No, al contrario, es un placer. Sé que en ocasiones la sociedad tiende a confundir este arte urbano y asociarlo al vandalismo, pero no tiene nada que ver.

- ¿Cómo decidiste inclinarte por este arte?

Empecé a pintar a la edad de ocho años, y a raíz de ahí siempre he tenido la curiosidad de evolucionar artísticamente, el sacar hacia fuera lo que tenía en mente. Me formé en distintas modalidades, estudié Bachillerato de Artes, Automoción en la rama de chapa y pintura, Diseño Gráfico, pero todo siempre con el objetivo de buscar y crecer profesionalmente en el arte urbano.

- Sin embargo, hay obras que dejan con la boca abierta a cualquiera que la mire, esté a favor o en contra del graffiti, como el mural que has realizado recientemente en la fachada del Espacio para la Convivencia y Ciudadanía Joven 'Antoni Ruiz' de Vivares.

El año pasado me puse en contacto con Jairo, el alcalde, para trabajar juntos, pero de un modo u otro no pudimos llegar a un acuerdo. Durante este confinamiento él me llamó para decirme que le gustaría hacer un homenaje a los diferentes colectivos profesionales que estaban combatiendo el Covid-19 y comenzamos a moldear la idea, porque queríamos representarles como si fueran súper héroes.

- ¿Por qué un bombero, un médico y una enfermera?

Pues mira, no quiero dejar fuera a ningún colectivo, porque personalmente me parece que están haciendo todos un gran trabajo, pero he querido representar a los que estaban más expuestos en la primera línea de batalla. Por ejemplo, el bombero representa también a todas las fuerzas del orden.

- Y ¿por qué Capitán América, Batman y Superman?

El bombero está representado como Capitán América porque el escudo simboliza la protección que ellos ofrecen. Las alas del médico representan la libertad que podrán tener cuando pase todo esto, no me había planteado lo de Batman pero sí que podría encajar en esta línea de Superhéroes. Y la mascarilla de Superman de la enfermera va un poco en la misma línea de fuerza y libertad. Los he representado como Superhéroes porque están arriesgando su vida por salvar la nuestra.

Mural homenaje en la fachada del Espacio para la Convivencia y Ciudadanía Joven de Vivares / CEDIDA

- ¿Qué sientes al saber que, a través de tus manos, haces llegar un agradecimiento tan grande a todos esos profesionales que se han jugado la vida en los momentos más duros de la pandemia?

Uf, sinceramente no me había parado a pensarlo. Es un placer que con mi arte, y con lo que pretendo transmitir, pueda conseguir eso, un placer más personal que artístico. El arte mural y el graffiti lo tengo como un medio de comunicación muy directo, llegando a diferente público y distintos colectivos, lo que pasa que aquí quizás no lo tenemos muy en cuenta. Pero es un orgullo poder transmitir lo que pienso y siento a las personas, sepan o no de arte.

- Digamos que, en cierto modo, tu mural se ha convertido en la voz del agradecimiento de todo un pueblo, como es Vivares.

Yo, personalmente, sólo puedo mostrarles a ellos mi agradecimiento por lo bien que me han tratado, tanto el Ayuntamiento como los vecinos, durante todo el tiempo que he estado trabajando allí. Me llevo también el mural, por supuesto, pero con el paso del tiempo con lo que me quedo es con las vivencias que yo he tenido allí mientras lo trabajaba.

- ¿Qué otras obras llevan tu firma?

En lo que se refiere a murales grandes, aquí en Alonso de Ojeda tengo seis, con diferentes temáticas, y en Miajadas también los tengo, pero son más personales. Suelo practicar mucho 'caligraffiti', que es caligrafía mezclada con graffiti, y a mí lo que me gusta realmente es la tipografía, tengo mi estilo propio. El mural de la pared del Sexpe fue de los primeros. También suelo pintar murales en los interiores de las casas, encargos que recibo para pintar en habitaciones o en el jardín.

- Los graffitis que sueles hacer tú ¿son siempre contratados o también hay alguno 'ilegal', por llamarlo de alguna manera?

Yo ya llevo tiempo que soy autónomo, que me dedico profesionalmente a ello, pero no te voy a engañar, ya hace mucho tiempo que no pinto 'de ilegal', quiero decir, sin tener permiso expreso. Para mí no es un delito, como puede ser robar o cualquier otro. Ya hace mucho que no hago eso, además por el simple hecho de que ya me conocen y si lo pinto van a saber que soy yo (risas).

- ¿Cómo explicarías a alguien que no entiende ni comparte esta forma de expresión lo que realmente significa el graffiti y lo que pretendes expresar con ello?

Pues nunca me había puesto en esa tesitura… A una persona que no conozca el arte del graffiti, le intentaría explicar que es un método de expresión principalmente, pero muchas veces se tiene asociado a delincuencia o vandalismo por el mero hecho de hacerlo en la calle, y hay muchas veces que incluso se tiene permiso. Es arte expresado, sólo que es más directo porque está a pie de calle, al alcance de cualquiera, expuesto a diferente público y distintas opiniones.

Hay artistas que se expresan con pinceles u otras técnicas, mientras que nosotros lo hacemos con spray y aerosoles. Existe el handicap de que el momento en que te ven con un spray en la mano piensan que estás haciendo algo malo, y es sólo una herramienta más con la que expresarse, es más rápido y te permite meter otro color en menos de diez minutos, cuando con el pincel tienes que esperar mínimo media hora. A la hora de transmitir o crear es el mismo arte pero en diferente soporte.

- Y ¿quién es Juan Francisco? No Burgos, Juan Francisco, el alonseño.

Pues también me dedico a pintar en lienzo de vez en cuando, pero lo tengo como algo más personal, no profesional, algo para mí. Me definiría como una persona tranquila, puro en el mundo artístico, porque al vivir en un pueblo pequeño ha habido veces que no he sentido el apoyo que necesitaba por parte de familia o amigos, y comencé a desarrollar un método de expresión característico mío. También me considero libre, cuando te dedicas a algo diferente te toman como un poco 'raro', un joven que se sale de lo establecido y no juega al fútbol, por ejemplo, empezando porque los temas de conversación no son los mismos. Quizás no sienta ese apoyo, pero aun así mi forma de expresión sigue siendo el graffiti, por eso soy libre.