La autora continúa con las firmas de su primer libro / / C.G.F.

La escritora miajadeña Christina Hortet habla de su primer libro 'A un milímetro de ti'

La autora, que pretende presentar su libro por toda la geografía extremeña y fuera de ella, confiesa que es una persona desconfiada y defiende que el sexo es algo natural

Celia García
CELIA GARCÍA

Cristina es una joven miajadeña extrovertida y dicharachera, según ella muy parecida a Christina Hortet, la escritora. Sin embargo, sin darse cuenta sus ojos cambian cuando la autora comienza a hablar de sus novelas, trasladándose al libro hasta el punto de vivirlo mientras habla de él, llevándose consigo a su interlocutor y, por supuesto, al lector. Quién le iba a decir cuando comenzó a escribir sus propias historias a los 16 años, que hoy su primer libro tendría nombre y portada: 'A un milímetro de ti'.

1.La Editorial malagueña ExLibric fue quien descubrió a Christina Hortet y, con ella, 'A un milímetro de ti'. ¿Cómo comenzó esta aventura?

Christina: Empecé a escribirla con 16 o 17 años. Siempre me han gustado las series de investigación, casi podrían convalidarme la carrera de Criminología, y siempre me han inspirado. Escribía algún capítulo de vez en cuando, poco a poco, y tras 6 o 7 años y editarla muchísimas veces, decidí enviarla a varias editoriales a finales de 2018. Cuando me contactaron desde ExLibric ni recordaba haberla enviado. En un principio se llamaba 'Jugando con la muerte', pero a los editores no les gustó porque era muy 'cliché', así que, finalmente, decidimos llamarlo 'A un milímetro de ti'.

2.Has escrito muchas historias en blogs y aplicaciones ¿Por qué decidiste enviar esta novela en concreto?

Christina: Porque fue la primera que había escrito, sencillamente. También escribí otra, pero, tras haber escrito unos 17 capítulos, me di cuenta de que no me gustaba nada, así que decidí borrarla, sin pensarlo.

3.¿Qué fue lo que llamó la atención de tu libro a tus editores? ¿Qué te dijeron que les había gustado de él, de ti?

Christina: Lo que más les gustó fue el final, me llamaron y me dijeron que no se cansaban de leerlo, un final tan rotundo y a la vez tan abierto.

4.¿Cómo es Christina con h? La escritora. ¿Qué manías tiene?

Christina: Soy una persona muy creativa, además de escribir me gusta pintar. Tengo una lista de notas en el móvil y, además, hago muchas notas en forma de audios. Cuando me viene la inspiración de ideas y diálogos, en ese momento cojo el móvil y grabo en audio la conversación en cuestión, poniendo la entonación correspondiente y todo. Otra 'manía' que tengo es que los personajes de mis historias deben tener nombres raros, peculiares, no me gustan los nombres normales.

5.'A un milímetro de ti' es una novela donde quizá no se trata tanto de distancia, como de llegar al final y, ante todo, quién llega. En la escritura sucede lo mismo, es un mundo donde sólo unos pocos llegan. ¿Con qué barreras se encuentra un escritor novel?

Christina: El problema del mundo de la escritura es que, al haber tantos títulos, es muy difícil sobresalir y hacerse un hueco. Es importante tener contactos, como en muchas otras profesiones. En ocasiones, los libros que suelen recibir premios no son los mejores, yo he leído algunos 'Premios Planeta' y, sinceramente, me he aburrido soberanamente, en mi opinión les falta 'chicha'. Yo no aspiro a hacerme millonaria con este primer libro, soy consciente de que es fundamental empezar, pero, como dice mi editor, lo difícil viene ahora, darme a conocer.

6.De hecho este 29 de enero estarás de promoción del libro en el Centro Cultural 'Ateneo' de la ciudad de Cáceres.

Christina: Sí, esta es la siguiente parada. En la presentación del libro que hicimos en Miajadas estaba más nerviosa, era la primera vez. Sin embargo, ahora en Cáceres sé a lo que voy, eso me aporta tranquilidad, simplemente voy a presentar mi libro a las personas que quieran conocerlo. Estoy dispuesta a hacer todas las presentaciones que hagan falta, a recorrer toda Extremadura y, tras coger tablas, salir fuera de ella.

7.Y ¿Cómo es Cristina sin h? ¿Cómo es esa persona a la que no todos los miajadeños conocen?

Christina: Pues es muy parecida a la escritora, soy como un libro abierto. Me considero una persona muy alegre, una payasa, siempre he pensado que para estar tristes ya habrá tiempo. Además soy muy independiente, disfruto mucho de mi soledad, en la que hago lo que me apetece: si quiero leer, leo, si quiero ver series, las veo, si quiero escribir, escribo.

Christina hizo la primera presentación de su libro en su localidad, Miajadas / / E.H.

8.Desde pequeña te ha gustado leer libros sobre asesinatos, intriga e historias de amor, por lo que decidiste verter todos estos géneros en un mismo libro donde confluyen la literatura erótica, de misterio y de venganza, de acción. ¿Cómo conciliaste estos distintos tipos de literatura en una misma historia?

Christina: Para empezar, cuando en una historia hay un personaje femenino y otro masculino, la atracción sexual está ahí, pero claro, un libro que se basa completamente en un amor perfecto no se sostiene por ningún lado. Siempre hay que añadir más elementos, esos que sostienen una historia.

9.La protagonista hace gala de vivir echándole morro a la vida ¿Te consideras una mujer descarada en ciertos aspectos?

Christina: Sí (rotundo). A mí no me da miedo hablar de sexo, por ejemplo, ese tabú para mí no existe, yo puedo hablar de todo. Sin embargo, si hay algo que no me gusta es pedir favores, en absoluto, prefiero hacerlo mil veces por mí misma antes que pedir ayuda a nadie.

10.La novela erótica es un género en el que hay que saber moverse, tanto para escribirla como para leerla. ¿Qué características debe tener un escritor de novela erótica? ¿Y los lectores?

Christina: El escritor debe saber dar esa información, hay cosas de las que yo no tengo ni idea cuando voy a escribirlas, y me informo muy bien antes de poder meter la pata. Además, hay que ser muy sutil en las palabras utilizadas y en la forma de describir las escenas. Hay que imaginarse la acción en sí y transmitirlo todo al lector, cuidando mucho los detalles. Ambos, escritor y lector, deben tener la mente muy abierta.

11.En el libro, no profundizas demasiado en detalles en el momento de la acción sexual ¿por cierto tabú, porque quizás no sabías muy bien cómo abordar esas líneas o porque ya está muy manido ese momento exacto de la 'acción' en ese tipo de escenas?

Christina: Esos detalles estaban escritos, la novela en un principio tenía mucho más contenido sexual del que contiene. Pero, en una de las modificaciones que hice antes de publicarla, me di cuenta de que no estaba preparada para publicar esas líneas tal cual. Además, la novela tiene la suficiente potencia como para poder quitarle ese contenido sin causar ningún estrago. Aun así, he de decir que tengo una novela centrada mucho más en el género erótico en la que sí que me he atrevido a narrar un contenido sexual más explícito.

12.Para los que ya lo estén pensando, no es ni mucho menos una versión de '50 sombras de Grey' ni nada por el estilo. La gente actualmente tiende a asociar novela erótica con la famosa saga, pero, todo aquel que lea esta novela, podrá comprobar que no hay ningún parecido. Hablemos de novela erótica, sin tapujos.

Christina: Es un tema que siempre ha sido tabú, ahora las mujeres están mucho más liberadas, leen '50 sombras de Grey' y se quedan muy a gusto, hablo de mujeres porque es un público femenino en su mayoría el que lee novela erótica, aunque también lo hacen hombres. Te puede gustar más o te puede gustar menos, pero, hoy en día, a nadie le da vergüenza decir que ha leído esa novela. Partamos de la base de que el sexo es algo natural, obviamente, lo que yo haga con mi pareja en la intimidad no lo voy a publicar en un libro. Ha llegado una libertad en la que poder decir: «leo novela erótica y no pasa nada». Al leer estas novelas, comprobamos que nuestras mismas fantasías también las tienen otras personas. Las mujeres siempre hemos hablado de sexo con nuestras amigas, del mismo modo que lo hacen los hombres, aunque tratemos el tema de diferente forma.

13.Sin embargo, la mayor potencia de esta novela no es su lado erótico, sino el misterio, el mantener enganchado al lector en todo momento, dando unos giros de una página a otra que le dejan completamente descolocado.

Christina: No me gustan las historias que comienzan poco a poco, que empiezan contando la vida de los protagonistas, como lectora quiero algo que me sorprenda en cada momento. Lo que me gusta de 'A un milímetro de ti' es que ambos protagonistas son muy temperamentales, no sabes cuándo están bien o cuándo van a estar mal, hay muchas mentiras.

14.Hay una palabra y un concepto fundamental que aparece en todo momento en la historia, ya sea plasmado en palabras o de forma implícita: confianza, o, mejor dicho, desconfianza. ¿Te consideras una persona desconfiada?

Christina: Yo soy muy desconfiada, pienso que si alguien te quiere traicionar lo va a hacer, así que no soy capaz de confiar 100%. Además, creo que una vez se pierde la confianza, no se puede recuperar, porque nadie me dice que, si me traicionan, no lo van a volver a hacer.

15.Una misma trama en la que la confianza convive día a día con la venganza, esa dulce venganza que tan bien sienta leer en ocasiones. ¿Crees que el ser humano tiene un instinto vengativo por naturaleza?

Christina: Por supuesto. No creo que las personas tramen sus venganzas premeditadamente, pero, si tienen la oportunidad de devolver una traición, lo hacen, de un modo u otro, seguro. Personalmente puedo decir que, si me tratas bien, te trataré bien, pero si me tratas mal, no pretendas que yo te trata bien.

16.Se observa una contradicción continua en la protagonista, que a veces afirma no tener corazón y otras sí tenerlo. ¿Hay personas que pueden evadirse de la vida de esa forma? ¿Arrancándose el corazón, metafóricamente hablando, para no sufrir más traumas?

Christina: Sí, muchas personas. Ella es una chica que, por ciertos motivos, acabó metida en un mundo oscuro, algo que no se aleja mucho de algunas situaciones vividas por personas en la vida real. Así que intenta hacer las cosas de forma que a ella no le salpique, no le perjudique, una filosofía de vida de 'si a mí no me duele pues no pasa nada'.

17.¿Puede ser que, si hurga el lector, pueda hallar un trasfondo que hace alusión a la violencia de género?

Christina: No. ¿Sabes por qué? Porque ella es igual que él, en casi todo, ella también le hace daño. Para mí, en una relación de violencia de género la mujer está totalmente comida por el maltratador, no reacciona. Sin embargo, la relación de los protagonistas de esta novela es de violencia mutua, ella sabe reaccionar y vengarse en la guerra continua en la que viven.

18.«Y lo peor de todo es que le sigo queriendo, después de todo, mi corazón no es capaz de desprenderse de él». ¿Qué tendrán los amores tóxicos que los hace tan adictivos?

Christina: Probablemente, es imposible que nadie viva un amor así, eso no hay quien lo aguante, al final ese tipo de amores tóxicos tiene fecha de caducidad. Su atractivo es que son vivencias muy extremas, de 'aquí te pillo aquí te mato' en todos los sentidos. Se viven con mucha intensidad, así que no te aburres.

19.Uno de tus secretos es que el desenlace fue lo primero que se te ocurrió ¿Cómo y por qué?

Christina: Yo tenía claro que ella tenía que ganar. Quizás por el papel que ha tenido la mujer en la sociedad durante mucho tiempo, yo quería que fuera ella quien saliera victoriosa. Irónicamente, ella acaba convirtiéndose en un reflejo de él, en lo que es él.

20.«A veces, incluso tengo ganas de matar otra vez». En las firmas sueles recitar esta última frase del libro. ¿Por qué, como escritora, te gusta que el lector conozca esta frase de antemano y no te importa que la sepa?

Christina: Es una frase que no te dice a quién ha matado, que es lo más importante y, como no has empezado a leerte el libro, no sabes a quién, ni cuándo, ni por qué.

21.¿No puede ser que la protagonista se haya quedado tan afectada por todo lo vivido que pueda convertirse en una asesina potencial que, una vez ha probado esa sensación, le ha gustado? Al fin y al cabo, según ella misma, le gusta sentirse poderosa.

Christina: Puede ser. Esa repulsión que siente ella, se convierte en satisfacción cuando lo prueba, sabe lo que se siente, y le gusta.

22.¿Una puerta abierta a una posible continuación?

Christina: Los editores me dijeron que uno de los atractivos del libro es ese, el finalizarlo de tal manera que, en algún momento, pudiera tener una continuación. Yo, por ahora, no lo contemplo, aunque nunca se puede decir que no.

23.¿Tienes otra novela entre manos?

Christina: Sí, es una trama completamente distinta. Me he propuesto hacer un libro más grande, con capítulos más largos y mucho más detalle. Puedo adelantar que el único objetivo del protagonista es hacer el mal, así tal cual, si no existe el mal, no se puede apreciar el bien.

Y hasta aquí puedo leer…