Samuel Tapia en el circuito 'El Piloto' de Miajadas / / C.G.F.

Samuel Tapia, del circuito 'El Piloto' al Allianz Junior Motor Camp de Marc Márquez

El piloto miajadeño, con tan sólo 10 años, se ha hecho un hueco en el mundo del Motocross a nivel regional, nacional e internacional, llevando allí el nombre de Miajadas por bandera

Celia García
CELIA GARCÍA

Samuel, de primeras, llama la atención por su sonrisa tímida, cuesta ganarse su confianza. Al hablar con él, ves el alma de un niño en el cuerpo de un piloto, pero, cuando se sube a la moto, descubres el alma de un piloto en un cuerpo de niño, se transforma por completo. Subió al podio en su primera carrera con tan sólo 6 años, simplemente un pequeño avance de todo lo que conseguiría y le queda por conseguir.

Como él mismo dice: su vida es el motocross

1.Con 4 años tus padres te compraron tu primera moto ¿Recuerdas algo de aquel momento?

Samuel: Sí, lo recuerdo. Mi padre me hizo un circuito en un campo que tenemos y, el día que me la regalaron, fue cuando comencé a montar en moto, allí, en el circuito.

2.Empezaste a competir con 6 años, la edad mínima. Cuando empezaste en el mundo del motocross ¿tenías miedo de algo?

Samuel: No, la verdad es que no tenía miedo de nada.

3.Tu padre siempre te dice que «No importa cuántas veces te caigas, tienes que levantarte y seguir luchando por conseguir tus sueños». ¿Ha habido algún momento en el que las cosas se pusieran tan difíciles que ya no quisieras levantarte pero recordases las palabras de tu padre?

Samuel: Sí, en una carrera, en la primera manga, me caí, iba muy mal y terminé quinto, pero no quise abandonar, y en la segunda manga quedé el primero.

4.Tú mismo reconoces que eres un niño muy tímido, pero que este deporte te ha hecho ser más abierto y coger más confianza en ti mismo, que la moto te transforma. ¿En qué aspectos notas tú esa transformación?

Samuel: En los campeonatos he conocido muchos niños de toda España: Murcia, Madrid,… y mantenemos una amistad aunque sólo nos veamos algunas veces al año.

5.Con tan sólo 10 años has competido en muchísimas carreras, ¿cuáles son las que destacan en tu memoria? Alguna que digas: «No la voy a olvidar en la vida»…

Samuel: Sin duda, la primera carrera. No tenía nada de nervios, porque no sabía cómo podía ser ni mucho menos que iba a subir a podio, incluso me paré a limpiarme las gafas porque estaba tranquilo, me encontraba bien encima de la moto. Cuando terminé de correr no sabía en qué posición había quedado, cuando me dijeron que tenía que subir al podio fue una sorpresa.

6.En este último año no has parado. En marzo corriste el XVI Campeonato de España 65cc, celebrado aquí en Miajadas en el circuito 'El Piloto', donde quedaste en 12 posición. Y, a finales de abril, llegó el europeo. El Campeonato de Europa de Motocross: Italia, Francia, Portugal y Eslovenia. ¿Cómo recuerdas esas experiencias en el europeo? ¿Hay algún país cuya competición te marcase de una forma especial?

Samuel: El país que más me gustó fue Portugal, porque el circuito estaba mejor preparado. En Italia y Francia hizo un tiempo muy malo, el terreno estaba fatal y los comisarios nos obligaron a salir. El terreno resbalaba mucho y era muy difícil dominarlo.

7.Tu entrenador, Javier Pavo, está a tu lado continuamente, te lleva a muchos sitios, hace de mecánico, de amigo, de todo. Sueles entrenar en Don Benito, ¿echas en falta algo aquí en Miajadas para poder entrenar mejor?

Samuel: Bueno, suelo entrenar en Don Benito o en Miajadas, pero más en Don Benito, allí hay saltos en subida y en bajada y el circuito regado facilita más la rodada.

8.En verano llegó el Supercross nocturno de Guijuelo, en Salamanca, donde obtuviste el primer puesto. ¿Qué diferencias encuentras en las carreras nocturnas?

Samuel: Algunos tramos no se ven bien al ser de noche y las luces no pueden alumbrar todo el circuito, incluso algunos compañeros se cayeron. A mí me gusta más correr de día.

9.A la vista está que estás demostrando ser uno de los mejores, una joven promesa como se suele decir. ¿Quién o quiénes son tus referentes en el mundo del Motociclismo?

Samuel: El primer referente es mi padre, porque me ayuda en todo. Y Jorge Prado, porque es el campeón del mundo con 18 años, yo aspiro a conseguir lo mismo.

10.Y en agosto el Motocross Summer week en Basella, Lleida, una especie de pretemporada en la que convivís los participantes durante una semana. ¿Cómo son estas convivencias con otros pilotos?

Samuel: Lo pasamos muy bien. Entrenamos durante la semana y, al llegar el día de la competición, ya conocíamos bien el circuito, por eso hice buena carrera. Hubo un momento en el que se me enganchó la rodillera, no podía poner bien la pierna y me caí, pero remonté y obtuve la 5ª posición. El verano que viene, si vuelven a organizarlo, me gustaría repetir.

11.¿Cómo llevas este ritmo tan frenético durante todo el año? ¿Cómo consigues compaginarlo con los estudios? ¿Con tu vida?

Samuel: Me agobio un poco de vez en cuando, pero los estudios tengo que llevarlos bien. Los lunes y miércoles voy a clases de inglés, los martes y jueves entreno motocross, los viernes quedo con mis amigos para ir al parque, y los fines de semana corro o, si descanso, estoy con mis amigos. Intento atender por igual a los entrenamientos, a los estudios y a los amigos.

12.Recientemente has tenido un muy buen comienzo de temporada, quedando octavo en la clasificación general del Campeonato de España de Motocross de 65 cc después del circuito de Montearagón, en Toledo.

Samuel: En la primera manga quedé en octavo puesto, pero en la segunda manga, cuando iba a dar un salto, cogí una piedra o un bache y caí en picado, dando con la cabeza en el suelo. La rabia me hizo levantarme, cogí la moto y volví a arrancarla, llegué a meta con la dirección doblada, pero no me paré. Sé que no tengo que llorar, si necesito hacerlo, intento esperar a acabar la carrera, pero es que cuando lloro tengo más fuerza.

13.Y un mejor comienzo aún si tenemos en cuenta que has sido seleccionado para participar en la V Edición del Allianz Junior Motor Camp de Marc Márquez, en Rufea, Lleida, del 27 al 30 de noviembre. ¿Cómo y cuándo te comunicaron que eras uno de los elegidos?

Samuel: Estaba comiendo y mis padres me dijeron que tenían una sorpresa para mí, cuando me lo dijeron me emocioné muchísimo.

14.Sabes que Marc Márquez es una de las personas encargadas de ver los videos y seleccionar a los 20 niños clasificados, procedentes de todo el mundo. ¿Qué te parece que te haya visto sobre la moto el mismísimo piloto y haya comprobado lo que vales?

-La cara de Samuel se ilumina, una sonrisa enorme le inunda el rostro y los ojos se le ponen brillantes, sin apenas poder contener las lágrimas. En estos momentos, no hacen falta palabras-.

15.Márquez ha dicho que tiene ganas de enseñaros lo que ha ido aprendiendo a lo largo de su carrera, y también que le enseñéis vosotros a él. Siempre se puede aprender. ¿Qué crees que puedes enseñarle?

Samuel: ¡Uf! ¿Qué puedo enseñarle yo a él? ¿Jugar a la play? (risas).

16.Por último, a tus 10 años, quién mejor que tú para dar un consejo a los niños que comienzan desde pequeños en el mundo del motociclismo, o del motocross en tu caso, y quieren dedicarse a ello.

Samuel: Les diría que no tengan miedo y que vayan fuerte.

Samuel Tapia en un entrenamiento en el circuito 'El Piloto' / / C.G.F.

Los padres de Samuel son los seguidores más fieles de su hijo

Para ellos, esta entrevista es un 'flashback' a toda la trayectoria profesional de su hijo, 6 años que han dado para reír, llorar, sufrir, pero sobre todo, para compartir innumerables momentos de felicidad en familia. Su padre recuerda el día en que le regalaron a Samuel su primera moto, cuando comenzó a dar vueltas montado en ella y a decir: «¡Papá, echa más gasolina!». Aquella primera competición en la que llovía a mares: «Había muchos niños y estaba lloviendo muchísimo, eso era un bautismo en condiciones, pero él repetía una y otra vez que sí, que quería correr». No esperaban de ninguna manera que subiera a pódium, siendo su primera carrera y tan pequeño: «Fue una sensación increíble, el inicio de todo».

Recuerdan emocionados el XVI Campeonato de España 65cc celebrado en Miajadas en el circuito 'El Piloto' el pasado mes de marzo: «Hubo mucha expectación, se veía por dónde venía Samuel porque veía a la gente animar por allí, los vecinos del pueblo se portaron genial. Los patrocinadores nos dieron camisetas para repartir entre las personas que vinieron, y ver desde la distancia los colores de las camisetas con la gente de nuestro pueblo animando era muy reconfortante».

Aunque reconocen que aún tienen una pequeña espina clavada, ya que les gustaría tener más apoyos a nivel local: «Samuel es uno de los deportistas más internacionales que hay aquí en Miajadas, nosotros llevamos el nombre de nuestra localidad allá donde vamos. Entendemos que el Motocross no es un deporte tan conocido, es un deporte más minoritario, pero a la vez menos accesible. Cuando ya vas dando unos pasos importantes, cuando ya se escucha el nombre de Samuel Tapia en muchos sitios, buscas un reconocimiento. De cara al año que viene tenemos muchísimos proyectos, ya contamos con un gran impulso, y nos gustaría tener en nuestro pueblo un apoyo, un reconocimiento, que ya tiene tanto en Extremadura como a nivel nacional».

A pesar de no ser psicólogos, estos padres hacen psicología: «Todo esto que estamos viviendo con nuestra familia, las situaciones que hemos pasado juntos, las adversidades con las que se encuentra él,… Como llenar la moto de barro hasta el punto de hacerse un bloque y nosotros cogerla a pulso para sacar con las manos todo ese barro mientras nos llueve encima, y él se monta en ella y vuelve a salir, y lo hace con ganas, lucha. Ahí está la recompensa». También hay momentos amargos, como en la última carrera de Montearagón cuando le vieron caer al suelo de cabeza: «Cuando le vimos caerse nos llevamos las manos a la cabeza, pero, de repente, se levantó y volvió a arrancar la moto. Le he visto caerse y llevar el embrague cayéndose, sin maneta, y acabar la carrera, pero nunca le he visto decirme que no quería seguir».

Aconsejan a los padres de los pequeños pilotos principiantes que disfruten del sueño con sus hijos: «Que vayan poco a poco, para delante hasta donde se pueda, y paso a paso sin obligación y sin presiones. Los niños tienen que vivir su infancia y, si tienen un equilibrio en su vida, comprobarán con el paso del tiempo si esto es realmente lo que quieren hacer».

Porque detrás de cada gran piloto, hay unos grandes padres.