Vecinos y autoridades cuidan de ellos día a día / SMP

San Martín de Porres pone nombre a los agradecimientos

Personas, empresas e instituciones que de forma solidaria y desinteresada les han ayudado durante esta difícil situación sanitaria

Celia García
CELIA GARCÍA

La residencia de mayores San Martín de Porres de Miajadas ha querido poner nombre a todas esas personas y empresas solidarias que les han ayudado durante esta difícil situación sanitaria.

Agradecen al Grupo del Movimiento Rural Cristiano de la parroquia de Miajadas los dulces enviados para las hermanas Carmelitas y todas las cuidadoras de la residencia. Dulces acompañados de una carta que decía: «Queremos estar cerca de vosotras y os queremos acompañar en vuestro trabajo, en vuestro sacrificio y en vuestras alegrías con este detalle de dulces propios de estas fiestas familiares que tanto han disfrutado nuestros mayores, vuestros mayores, porque son vuestros por el cariño que les mostráis y lo cerca que estáis de ellos».

La residencia ha recibido numerosos gestos de generosidad y donaciones, tanto desde las empresas locales, como de particulares y de iniciativas espontáneas, a quienes agradecen estos cuidados mediante EPIs y reconfortantes dulces. Como al grupo Makers de Miajadas, Rótulos Garrido, Big Mat Miajadas, Juan Jiménez electricista, Tanatorio Virgen de Consolación, ventadecolchones.com, Centro tecnológico alimentario, Partido Popular de Miajadas, Grupo Laura Otero, Electrogas Miajadas, Mascarillas Pizarreñas, Batas Solidarias, Grupo Senior del Movimiento Rural Cristiano, Costureras voluntarias de la residencia, Puri, Angelines y Alfredo, Nando Jero y Vanesa, Toñi Gutierro y Alfonsi Barril.

Durante estos días de confinamiento han dispuesto de medios donados de forma espontánea y desinteresada por el Hotel Triana Miajadas, que les ha ofrecido sus carros y bandejas para facilitar el servicio en los comedores, las familias de Pepa y Juan, Fabián y Maruja por sus dulces, colectivo de Trujillo 'Desde casa, contra el coronavirus' por todo el material de Epis, Hotel La Torre por los alimentos donados, Vicente Alumbreros por su regalo de productos de limpieza y el colectivo 'Anda Acapacá' por su donación de Epis.

Gestos generosos como los de la empresa de comunicaciones @OPPO, en especial a Alberto, que han donado mascarillas sanitarias y 3 teléfonos móviles para facilitar las comunicaciones de los residentes con sus familias, la tienda el Bartolo Extremeño por su donación de pañales, a su compañera Ana Cuadrado por sus dulces caseros para los trabajadores, a Mercería Loli por su donación de gomas para las mascarillas, a la Sastrería por sus pantallas faciales protectoras, al grupo Makers de Miajadas por sus originales protectores de orejas, y a la familia de Maruja Parras por sus prestiños y la receta correspondiente.

Preocupación diaria por ellos

Las Instituciones y autoridades de Miajadas han cuidado con especial atención a los mayores de las residencias de la localidad durante el estado de alarma, que cogió a todos desprevenidos y sin disponer de los medios necesarios. Desde San Martín de Porres agradecen al Centro de Salud de Miajadas por estar tan atentos a sus consultas, al cuidado de los mayores, a hacer las pruebas y comunicar los resultados con toda la rapidez posible; al Ayuntamiento de Miajadas, sobre todo al alcalde, Antonio Díaz Alias, por su disponibilidad a cualquier hora para ayudarles a resolver problemas, a mediar para conseguir recursos, por ser cercano y atento para velar por el bienestar y la salud de los mayores. También dan las gracias por su trabajo y protección a la Policía Local Miajadas, por facilitarles materiales de protección, estar disponibles para pequeños recados, encargarse de coordinar las desinfecciones, estar atentos a sus necesidades y hacerles sentir protegidos, así como a la Guardia Civil de Miajadas, que todos los días están en contacto con ellos para preguntar cómo están y si necesitan algo, haciéndoles sentir seguros.

Asimismo han querido reconocer la gran labor y solidaridad de la Diputación Provincial de Cáceres y a los bomberos de SEPEI, que han realizados varias labores de desinfección en las instalaciones y han donado una tablet para facilitar la comunicación de los mayores con sus familias. A la Unidad Militar de Emergencias de Badajoz por sus trabajos de desinfección en el interior del centro. Al SEPAD, con el que todos los días están en contacto telefónico para comunicar cómo están y qué necesitan, les aconsejan, les orientan, y les facilitan material de protección y Epis. Y a Cruz Roja Miajadas y a sus voluntarios, que están disponibles para llevar paquetes desde Cáceres, recoger medicación en las farmacias y facilitarles el traslado de pacientes al centro de salud con ambulancia.

La solidaridad ha sido la cara más visible de esta situación sanitaria, sin la labor y ayuda de todas estas personas la situación habría sido casi imposible de sobrellevar.

GALERÍA FOTOGRÁFICA