Borrar

Miércoles, 26 de octubre 2022, 03:44

Modo oscuro

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

CELIA GARCÍA
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.
Gritos, sustos y pasos acelerados. Eso es lo que provocaba el pasaje del terror de este año en Miajadas. Más de cien componentes de la asociación Parque Pozo Vela se convirtieron en los personajes más terroríficos que te puedes encontrar en una facultad, desde el rector, el conserje y el guardia de seguridad, hasta profesores y alumnos zombies. Una facultad con todo detalle: aulas, residencia de estudiantes, almacenes, una capilla, incluso una discoteca.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios