Borrar

Martes, 21 de febrero 2023, 03:19

Modo oscuro

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

CELIA GARCÍA
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.
El ritmo, la fantasía y el color del Carnaval llenaron las calles de Miajadas. Más de 700 personas contagiaron su alegría con la mayor diversidad de disfraces y bailes, tanto las comparsas como los participantes individuales y por parejas. Porque sólo el Carnaval es capaz de sacar una sonrisa a todos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios