Una tractorada por unos precios justos termina pidiendo la dimisión de Yolanda García Seco

Los tractores tuvieron que aparcar en la avenida Reina Sofía. /BRÍGIDO
Los tractores tuvieron que aparcar en la avenida Reina Sofía. / BRÍGIDO

Los agricultores no pudieron entrar en Mérida, ya que la Delegación del Gobierno cambió a última hora el recorrido de la concentración en la que participaron tractores llegados, entre otros lugares, desde Miajadas

REDACCIÓN HOY MIAJADAS
REDACCIÓN HOY MIAJADAS

Unos doscientos tractores, según La Unión, y un centenar, según fuentes policiales, se manifestaron ayer por la avenida Reina Sofía de Mérida en una protesta que estuvo marcada por la incertidumbre del recorrido y que terminó pidiendo la dimisión de la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, por el cambio de decisión de la Delegación del Gobierno respecto al itinerario de esta marcha, después de que el pasado 14 de diciembre emitiera una resolución autorizando su entrada al centro de la ciudad y la noche del martes, pasadas las 21.00 horas, lo denegara.

Así lo manifestó Luis Cortés, secretario técnico de La Unión de Extremadura, organización convocante de una manifestación que tenía previsto recorrer varias calles de la capital extremeña y llegar a la Presidencia de la Junta, sobre las 13.00 horas, para denunciar los bajos precios de los productos y los altos costes de producción.

Ante esta situación, la organización interpuso ayer una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) por vulneración de los derechos fundamentales, lo que retrasó el inicio de la marcha, que comenzó sin saber por dónde discurriría finalmente.

Más de un centenar de profesionales del campo y unos doscientos tractores, según Cortés, unos cien según fuentes policiales, participaron en ella desde la rotonda de la Tres Fuentes hasta la dedicada al escultor Juan de Ávalos, junto a la plaza de toros.

Llegados a este punto, sobre las 14.00 horas, decidieron continuar su marcha hasta la rotonda de la Consejería de Agricultura, en el recorrido marcado por la Delegación del Gobierno, descartando así su desviación hacia el centro de la ciudad debido a que el TSJEx aún no había comunicado su fallo. Una decisión que tomaron para evitar posibles sanciones. «De lo contrario nos sancionan a todos los tractores con 600 euros y eso no es recurrible», informó la secretaria general de La Unión, Florentina Mirón, que mostró su malestar por la situación y se preguntó si «esto es una democracia o una dictadura encubierta», dado que pese a contar con una resolución que permitía acceder al centro de la ciudad, anoche, «a menos de diez horas», la Guardia Civil les comunicó que no les dejaban entrar los tractores a Presidencia.

La manifestación, con tractores y agricultores procedentes de las Vegas Altas y Bajas del Guadiana, tenía como objetivo rechazar la subida del precio del gasoil y el aumento generalizado del precio de todos los elementos que forman parte de la producción en todos los sectores agrícolas del campo.

 

Fotos

Vídeos