Comienzo de la caravana reivindicativa en Miajadas /ACOMIC

Comienzo de la caravana reivindicativa en Miajadas / ACOMIC

Los empresarios miajadeños realizan su segunda caravana para protestar contra los impuestos sin tener ingresos

Exigen la apertura de cualquier negocio que esté cerrado o tiene limitada su apertura, indemnizaciones por cierre, exoneración de impuestos por no poder trabajar y 'coherencia entre palabras y actos'

Celia García
CELIA GARCÍA

Los empresarios de Miajadas han realizado su segunda caravana reivindicativa para protestar contra los impuestos que se ven obligados a pagar sin poder tener ingresos.

Bajo el lema 'Ingresos 0 Impuestos 0', comerciantes y hosteleros han recorrido las calles de la localidad en sus vehículos para defender que no quieren ayudas, sino indemnizaciones por no poder trabajar.

Raquel Sánchez, presidenta de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Miajadas y Comarca, ha leído un manifiesto antes de emprender la marcha que ella misma ha encabezado.

«Ante las últimas medidas decretadas por la Junta de Extremadura, queremos hacer las siguientes peticiones, siempre teniendo como premisa suprema, la buena salud del ciudadano y el máximo respeto a las medidas sanitarias en vigor.

Exigimos:

  • La apertura del sector de hostelería, comercio o cualquier otro tipo de negocio que están cerrados o tienen limitada su apertura.

  • Las indemnizaciones que nos corresponden por cada día que nuestros locales están cerrados o limitados.

  • La exoneración de todo tipo de impuestos mientras no nos dejen trabajar. 'Ingresos 0 Impuestos 0'.

  • Pero, sobre todo, exigimos coherencia entre las palabras y los actos.

Nos estamos asfixiando y pedimos auxilio. Queremos que nos reconozcan públicamente que somos esenciales, como lo fuimos hace unos días para pagar los impuestos.

Nosotros somos esenciales para nuestras familias. Nuestros negocios son esenciales para nuestros trabajadores. Nuestros negocios, trabajadores y familias son esenciales para la vida de nuestro pueblo, provincia, comunidad y país.

No somos el problema, somos parte de la solución. Necesitamos recuperar nuestras vidas y nuestros negocios».